Visiones de un nuevo futuro

May 24, 2021 3:37 am Published by

visión

Todos somos seres intrínsecamente políticos insertos en un contexto social, por lo que rehuir esto es negarnos a la influencia que la sociedad en si misma demanda de nuestro quehacer como profesión. El diseño se debe a la gente y su contexto, naciendo de la necesidad, la urgencia y la precariedad de una actividad y alzándose como la solución – que, aunque alguno aun no lo crean- puede salvar vidas, creando valor a través de productos y servicios que mejoran y potencian nuestra calidad de vida.

El diseño tiene un rol profundamente social y por ende en la política pública; una exenta de partidismos, ya que la necesidad del medio en si mismo da fundamento a nuestro quehacer – y no un partido- siendo estas transversales a todos quienes somo parte de este constructo llamado sociedad.

Los diseñadores han comenzado a cambiar su visión, pasando de un una centrada en un usuario especifico, a una más abierta a la sociedad en su conjunto de necesidades.

Hoy los diseñadores están cambiando su discurso técnico por uno social; donde este, en el contexto de las demandas ciudadanas, ha hecho evidente la necesidad de este ser político.

Hoy estamos cambiando el foco al diseño desde necesidades mas latentes, profundas y complejas, donde sabemos que la única forma de afrontarlas será más que trabajar en equipo, trabajar alineados en función de un nuevo futuro.

Estamos comenzando el borrador del brief de un nuevo proyecto que definirá la forma de hacer las cosas de aquí en adelante.

Pareciera que nos estamos empoderando del sentido político del diseño por sobre los temores que aún existen al hablar de política, como hecho de un sesgo ideológico; la vinculación con algún partido y las consecuencias profesionales y personales que esto pudiese tener. La mayoría ha entendido que hay que comenzar a vincularse con la idea de tener un punto de vista sobre el que hacer social de una profesión que en si misma cimenta su quehacer en las personas, las que a través de su diario vivir están rediseñando el futuro del diseño en sí.

Diseñar un nuevo país conlleva la gran responsabilidad de entender, definir y dar a entender lo que somos y como estamos aportando a su crecimiento. Una introspección en lo profundo de la praxis y sus valores más allá de la ejecución; una que se interne en la epistemología que fundamente las razones que tendremos que dar de cara a una sociedad que espera en nosotros, mucho más que hacer las cosas más lindas al final del día.

Quizás te parezca mucho pedir, pero sin duda lo que se venga, terminara por redefinir nuestro gremios, colegios profesionales y hasta la forma en que tendremos que comenzar a enseñar el diseño en un poco tiempo más.

Ojalá no nos perdamos la oportunidad de pensar la visión de un futuro nuevo.

Rafael Chávez S.
Director El Diario Diseño.