Editorial

El abogado responde

No es misterio la aversión que genera para la mayoría de las personas el enfrentarse a los temas legales con los cuales nos toca lidiar al momento de emprender. Negociar un contrato o las condiciones para realizar un encargo; el como hacer valer los derechos de propiedad intelectual y/o industrial sobre nuestros proyectos o el alcance de los contratos que nos hacen firmar muchas veces clientes que nos contratan bajo condiciones especificas de confidencialidad o tipo de entrega, así como los temas de registro marcario, patentamiento o derechos sobre la difusión de nuestras obras.

Desde la perspectiva del estado, las leyes de Propiedad Industrial y Propiedad Intelectual han sufrido fuertes cambios en los últimos 30 años para tratar de regular estos temas, siendo el mas reciente la creación del INAPI (Instituto Nacional de Propiedad Industrial) que surge como sucesor legal del antiguo sistema del DPI (Departamento de Propiedad Industrial) y que ha ayudado a modernizar y hacer mas cercano el proceso para la protección sobre las obras, pero manteniendo aun la brecha entre el tecnicismo propio del tratamiento legal del diseño y el entendimiento de estos por parte de los diseñadores, lo que termina mucha veces por desencantar al diseñador quien opta finalmente por obviar el tramite.

Otra arista es nuestra legislación laboral, donde aún vemos como una gran mayoría de diseñadores trabajan boleteando en vez de hacerlo con un contrato de trabajo y en donde aun no se regulan todas las situaciones propias de ser un trabajador independiente en un rubro del que legalmente se conoce y regula poco y que permite una “libre interpretación” por parte de los empleadores o clientes de muchas de las condiciones laborales mínimas que si son consideradas y abordadas en otras profesiones.

No ha sido mi intención plantear un panorama negro, sino mas bien dejar en claro que se ha avanzando mucho, pero que aun nos falta camino para sentarnos y pensar que el trabajo ya está hecho, por lo mismo y en función de las realidades expuestas, es que como Diario hemos decidido generar una nueva área legal en la cual invitamos a la comunidad de diseñadores (independientes o empresas) a expresar sus dudas y/o problemas legales en función del diseño (solo diseño) en cualquiera de sus especialidades de una forma directa y en nuestro lenguaje. La idea es generar las respuestas mas simples y certeras en función de incertidumbres concretas; una suerte de “Posta de urgencias” donde se les entregará una breve guía sobre cada tema en particular y de paso ir formando una base de consulta a modo de F.A.Q que se irá categorizando según las dudas recopiladas y que sirva como una guía referencial permanente y de acceso público para nuestro gremio.

Acá quedan todos invitados a preguntar…

Julio Mejías G. Editor Área Legal EDD

Comparte este Artículo:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • email
  • del.icio.us
  • Tumblr
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • RSS

Discusión

1 comentarios para “El abogado responde”

  1. [...] This post was mentioned on Twitter by Chris Kenchington, El Diario Diseño. El Diario Diseño said: Estrenamos nueva sección, entérese de los detalles y aproveche la ocasión…http://www.eldiariodiseno.cl/abogado-responde/ [...]

    Posted by Tweets that mention El abogado responde | El Diario Diseño -- Topsy.com | febrero 1, 2011, 10:41 pm

Post a comment

  • Sin Eventos