Desperfilar el diseño

January 16, 2023 1:02 am Published by

perfil

Y tal como se esperaba ha pasado nuevamente. El mercado se auto regula – la mayor de las falacias- e inesperadamente y con la venia de todos quienes creen en empujar el progreso del mercado hacia el futuro…¡volvemos a cambiarlo todo!

El mercado en Sudamérica y con especial predilección en Chile, tiene una idea de que cada cierto tiempo debe subir el nivel; nivelando hacia arriba mediante la adopción de metodologías o de nuevos protocolos y normas, que emulan a los estándares europeos en temas de políticas públicas, corrupción, educación, salud, seguridad y un largo etcétera.

Lo lamentable detrás de todas estas buenas intenciones es siempre la misma, no es malo mejorar los estándares; lo malo esta cuando intentamos ponerlos en práctica, sin saber lo más mínimo de ellos, mas que la buena intención que los rodea.

Hoy el mundo de una academia que se jacta de ser una de las mas modernas de la región, nuevamente cae en la obnubilación -cuan conejo encandilado- por la idea de tener que fijar nuevos perfiles para sus docentes; hecho – que de forma mágica- los colocara en un nuevo nivel acorde a los estándares mundiales. Lindo pero falso.

La triste realidad es que la mayoría de las instituciones que se han visto forzadas a “arreglar el gallinero” por culpa de las exigencias que han traído certificaciones como la acreditación institucional o de carrera, ha comenzado a cerrar filas ante esta nueva idea de perfilarlo todo, excusa que ha servido de paso para sacar a cualquier piedra en el zapato de sus filas y justificar así su desvinculación sin mayores explicaciones o con la nula existencia de estas. Una formula ideal para quienes ven en esto la forma de suplir sus capacidades humanas, empáticas y comunicacionales de las cuales se jactan de tener y compartir junto a los valores de su institución.

Pero mas allá de la cobardía típica de quienes se escudan en las reglas y normas que difícilmente comprenden a cabalidad, esta el daño que sin saber o peor; con saber están cometiendo ante la profesión.

Hoy se considera que el perfil de docente para una asignatura como marketing, innovación o gestión en la carrera de diseño se ajusta más fielmente al perfil de un ingeniero comercial que al de un diseñador. A primera vista quizás te parece adecuado, ¿Quién podría saber mejor temas de gestión o mercado que un ingeniero comercial? En el perfil se justifica.

Lo que se esta dejando de ver y que en este caso es más relevante que el perfil docente, es el contexto y, es ahí donde todo cambia.

¿Qué prefieres, un ingeniero hablándote de gestión de diseño o a un diseñador con experiencia en el tema? La pregunta parece absurda si no le damos el contexto adecuado y es justamente ahí donde se crea o destruye todo el valor especifico que los profesionales con experiencia pueden transmitir.

Este ejemplo es replicable en todas las carreras que te puedas imaginar y en todas tendrás la misma respuesta, la experiencia aplicada es mas valiosa que el perfil especifico, ya que la primera demuestra capacidad aplicada y la segunda solo el potencial de competencias no demostradas.

Las escuelas de medicina y veterinaria tienen asignaturas de cálculo y estadísticas que se aplican a formulas de medicamentos, dosis, genética etc., y a ninguna de ellas se le pasa por la cabeza siquiera colocar a un matemático o menos a un ingeniero comercial a dar ese tipo de clases. Ya sabemos por qué ¿no?

Hoy la idea de estandarizar o nivelar hacia arriba, solo ha creado una falsa expectativa en el mercado, donde para cualquier cargo docente es deseable un doctorado; el que finalmente le dará mas puntos a una institución ante la acreditación, que al docente al que siquiera se le reconocen para mejorar su renta, ya que lo mas probable es que siga teniendo contrato por honorarios.

¿Quién en su sano juicio gasta en un doctorado para que le paguen el equivalente a nueve dólares por hora? Un operario calificado gana doce.

¿Mejorar el estándar? Hasta el momento una falacia, que perjudica a alumnos y docentes por igual y que solo demuestra lo desperfilados que somos mentalmente ante el resto del mundo.

Rafael Chávez S.
Director – El Diario Diseño.
Diseñador Industrial/Máster en Diseño


Comments are closed here.